Encontrar el lugar de la boda es uno de los momentos más emocionante en el camino hacia el matrimoni,  pero antes hay algunas preguntas muy importantes que deberías hacer al lugar de la boda que pueden ayudarte a evitar inconvenientes en la selección de tu lugar de bodas ideal.

Debes asegurarte de que el lugar que elijas se ajusta a tu presupuesto, conocer al personal y asegurarte de que comparten tu visión de tu gran día, y tener cuidado de entrevistarles sobre cualquier coste oculto que puedas encontrar en tu gran día.

Hemos reunido las 10 preguntas más importantes que debes hacer a un lugar de celebración de bodas antes de reservar:

1. ¿Está disponible en mi fecha?

Parece obvio, pero de nada sirve enamorarse de un lugar si alguien ya lo ha reservado en la fecha que quieres. Pregunta por la disponibilidad antes de ir a verlo. También es buena idea ser flexible con las fechas. Establece un rango de fechas con el que estés de acuerdo y te encontrarás con menos problemas.

2. Comprueba el precio, incluidos los costes ocultos.

Preguntar el precio parece nuevamente una obviedad, pero asegúrate de mirarlo con detalle. A menudo puede haber cargos ocultos en la lista de precios.  ¿Te cobrarán por organizar las mesas? ¿Sillas? ¿Hay que tener en cuenta los costes del catering y el transporte? No te metas en algo para lo que no estás preparado firmando demasiado pronto.

3. ¿Puede albergar a mi grupo de invitados?

Esta es una de las preguntas más importantes que debes hacer al lugar de la boda. Debes asegurarte de que el lugar tiene espacio para todos los invitados de tu lista. Máxime en tiempos covid donde las restricciones por número de invitados puede cambiar de una semana a otra. Ya sea que tengas que recortar la lista de invitados o volver a revisar tus contactos, ¡asegúrate de que la cantidad de invitados se adapte al espacio!

4. ¿Tendré que decorar yo mismo?

La cantidad de decoración que tendrás que poner cambiará en función del lugar de celebración. Los salones de un hotel, por ejemplo, probablemente ya tengan gran parte de la decoración incorporada. Pero si vas a celebrar una boda en una finca de estilo rústico o al aire libre, asegúrate de tener en cuenta la cantidad de decoración que necesitarás ya que los arreglos florares suelen encarecer mucho el precio.

5. ¿Quién es mi punto de contacto?

Es probable que el lugar de celebración cuente con una persona que se encargue de las bodas, muchos hoteles y fincas incorporan la figura del event planner que te ayudarán con todos los preparativos, por lo que conviene conocerla de inmediato. La planificación de una boda ya es estresante, así que debes sentirte cómodo con la persona que te va a atender.

7. ¿Puedo trabajar con los proveedores que desee?

Algunos lugares de celebración tienen una lista de proveedores aprobados con los que trabajan, y exigen que tú también la tengas. Así que si ya te has decidido por un florista y no está en la lista de aprobados de tu lugar de celebración, prepárate para comprometerte o buscar otro lugar. Normalmente suelen ser flexibles pero en el tema de alimentación como tarta nupcial los hoteles son muy reticentes por seguridad alimentaria el introducir productos de otros proveedores.

9. ¿Me veo casado aquí?

Es probable que te des cuenta de esto enseguida, pero vale la pena hacer esta reflexión. Es probable que no te gusten todos los lugares que veas, ¡y no pasa nada! En cada lugar, tómate un minuto para imaginar realmente tu boda. ¿Encaja con tu visión general? Si no es así, puede que sea el momento de cambiar de lugar.

10. ¿Se sentirán cómodos mis invitados?

Esta puede ser la pregunta más importante. ¿Cuál es la situación del baño? ¿Es accesible para los huéspedes que puedan ser discapacitados o ancianos? ¿Hay aparcamiento y calefacción o aire acondicionado si se trata de una boda de temporada? Una boda debe ser un buen momento para todos los involucrados, así que asegúrate de tener en cuenta a tus invitados.